Indiel recuperada por sus trabajadores

La empresa de arranques y alternadores para reposición y equipamiento original de autos fabricados en el país ingresó en cesación de pagos pero fue recuperada por sus 580 empleados. Ellos ya están produciendo.

Por Daniel Jatimliansky.

Planta de Indiel en San Luis.
Planta de Indiel en San Luis.

Los 580 trabajadores de la marca de autopartes y baterías Indiel conformaron una cooperativa de trabajo y ya se encuentran produciendo arranques y alternadores para equipamiento original de las terminales automotrices y piezas de reposición para el público general.

Se trata de una de las firmas nacionales del rubro más reconocidas por su buena calidad y desarrollo tecnológico. Entre los vehículos que utilizan sus productos está, por ejemplo, la actual Volkswagen Amarok. También es proveedora de Ford, MWM Internacional, Deutz, Cummins, Agrale y las marcas más importantes del rubro agromecánico, como John Deere y Massey Ferguson, entre otras.

La empresa posee dos plantas, una en la Ciudad de San Luis, con 230 empleados, y otra en La Matanza, Provincia de Buenos Aires, con 350.

“Se fueron los dueños, nos abandonaron”, relató a Subí un Cambio Mario Nuñez, un operario del área de Balancines de la firma. “La única alternativa que tenemos es formar la cooperativa”, sentenció y agregó que hace alrededor de tres meses que no perciben haberes correspondientes al sueldo. Sin embargo, recibieron como ayuda un pago de mil pesos por operario, por única vez, de parte de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y una línea de subsidios del Ministerio de Trabajo de la Nación, en principio, por seis meses.

La crisis

Alternador Indiel.
Alternador Indiel.

El conflicto se inició el 17 de enero, cuando los directivos de la compañía dejaron de concurrir a sus lugares de trabajo habituales, según narraron los operarios. Al comienzo, los empleados iniciaron un plan de lucha con el objetivo de cobrar sus respectivos salarios. Al no obtener respuesta y después que las plantas estuvieron paradas tres semanas, pusieron en marcha las líneas de producción y volvieron a hacer lo que mejor saben: trabajar y elaborar productos de la más alta calidad internacional.

“Tengo 10 años en la empresa y hay gente que está hace 40 años”, manifestó Nuñez y aseguró que es la primera vez que vivieron un conflicto de esa magnitud. El 28 de marzo, el Directorio de la firma, a través de su presidente, inició los trámites para presentar su propio pedido de Quiebra.

La Nueva Avan es otra fábrica recuperada que produce autopartes en Villa Rosa, Buenos Aires.


El marco legal

“La ley nueva de Quiebras (Ley de Concursos y Quiebras Nº 26684, publicada en el Boletín Oficial el 30 de junio de 2011) habilita a los trabajadores a la continuidad de forma inmediata. Paralelamente, el (anterior) Directorio le otorga un poder financiero y bancario a la Cooperativa, conformada por los trabajadores, para poder mantener el funcionamiento de la empresa hasta que se decrete la quiebra”, explicó Luis Alberto Caro, abogado de los operarios, presidente del Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas por los Trabajadores (una de las agrupaciones que aglutina a las empresas autogestionadas) y autor del texto de la norma mencionada.

En principio, la resolución de Quiebra se resolverá dentro de 15 o 20 días, debido a los feriados por el aniversario de la guerra de Malvinas y por Semana Santa.

Filplus, también recuperada, elabora filtros de aire para piezas de recambio en Villa Maipú, en territorio bonaerense.

La propietaria del 99,93% de las acciones de Prestolite Electric Indiel SA (así era el nombre completo) era la firma Prestolite Electric Limited, con sede en Londres, Inglaterra. La misma forma parte de una corporación internacional (Prestolite Electric Incorporated) con industrias en Estados Unidos, Canadá, México, Sudamérica, Europa, China y Hong Kong.

Al momento de la presentación, las deudas de la empresa local a terceros y a sus empleados ascendían a cerca de 80 millones de pesos.

Desde hace más de cinco años, Indiel delegó en un grupo de representantes exclusivos la comercialización de sus productos. Eso trajo una reducción de los puntos de venta y de los márgenes de ganancia.

“Se está haciendo una reorganización junto a los trabajadores –detalló Caro-. Vamos a cambiar la política de ventas de la empresa porque deja fuera del mercado a los productos Indiel.” Además de abrir el juego a otros distribuidores, uno de los proyectos a corto plazo es vender piezas directamente al público, incluso, en las plantas industriales.

La textil CITA fue la primera empresa recuperada y autogestionada por sus trabajadores, en 1952.
La textil CITA fue la primera empresa recuperada y autogestionada por sus trabajadores, en 1952.

Año de las cooperativas

Justamente, el comienzo de la autogestión de Indiel por parte de sus propios trabajadores se da en el marco del Año Internacional de las Cooperativas, según declaró la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a 2012.

Ahora, la Cooperativa de Trabajo Indiel Limitada (ese es su nombre completo) pasa a formar parte de las, al menos, otras 19 empresas recuperadas por sus trabajadores de la industria automotriz que funcionan en la actualidad.

En Quilmes, la empresa autogestionada Talleres Universal efectúa el mantenimiento y reparación de vehículos familiares y comerciales.

En Argentina, existen alrededor de 300 empresas recuperadas de diferentes gremios (el número no es exacto debido a que se abren nuevas firmas de forma constante, y una minoría también cierra sus puertas). La primera industria que logró reabrir sus puertas a través de sus operarios, el 29 de noviembre de 1952, fue la Cooperativa Industrial Textil Argentina de Producción y Consumo (CITA). Sin embargo, y más allá de algún caso excepcional (como Gráfica Talleres Argentinos, conocida como Cogtal, en 1958), el boom de las empresas autogestionadas se inició en 2001.


Apoyos

Cristales San Justo, dirigida por sus propios obreros, desarrolla vidrios de ópticas en la zona Oeste del Conurbano.

Tecnología aplicada y trabajo solidario en Mecber, de Berazategui.

La fábrica Cadenas Ancla, recuperada en 2009, apoyó y capacitó a los trabajadores de Indiel.

Para volver a poner en marcha las plantas industriales, los trabajadores de Indiel recibieron el apoyo del gobierno nacional y la Unión Obrera Metalúrgica de La Matanza, reconocieron los entrevistados.

“La presidenta de la Nación está interesada y ha ocupado a la Ministra de la Producción, Débora Giorgi, al secretario de Industria (Eduardo Bianchi) y al secretario de Comercio Interior (Guillermo Moreno) para que esta fábrica continúe produciendo. Se está interesando también a las terminales automotrices, con el apoyo del gobierno nacional, para que continúen en la producción. Hay un compromiso directo de las terminales de apostar al proceso a través de la cooperativa”, aseguró Caro.

A su vez, otras empresas recuperadas brindaron su solidaridad. Sin ir más lejos, algunos operarios de Indiel fueron el jueves a la cooperativa Cadenas Ancla, empresa fundada hace más de un siglo y recuperada en 2009, para capacitarse en el manejo de una cooperativa.

Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.

RANKING